Formas de meditar

¡Hoy te traemos algunas formas de meditar que te ayudarán a cumplir con tus retos diarios!maneras de meditar

La vida moderna exige mucho de nosotros y cada día estamos expuestos a niveles de presión que si no son bien canalizados pueden derivar en problemas de salud para nosotros.

Meditación milenaria de yoga

Una de las formas de meditar que más se ha puesto de moda en los últimos tiempos ha sido la meditación de yoga, posturas llamadas “asanas” que se mantienen durante un tiempo específico y que ayudan a conectar cuerpo y mente.

El yoga es una práctica milenaria que viene de la India y que, se ha descubierto, es muy beneficiosa para nuestra salud.

Además de relajar tu cuerpo, ayuda a la elasticidad y la tonificación, pues se concentra en cada músculo, realizando un trabajo anaeróbico en el organismo.

Te invitamos a probar esta práctica en alguno de los centros de yoga que hay en tu ciudad o con videos que fácilmente se consiguen en la web.

Meditación en un punto fijo

Para efectuar esta meditación te recomendamos que elijas un ambiente tranquilo y sin perturbaciones externas (así que si tienes niños en casa y están despiertos, esta no es una de las maneras de meditar más recomendables para ti), en el que te sientas completamente a gusto y que tenga una luz tenue que no lastime tu vista.

Este tipo de meditación se realiza en una postura cómoda y concentrando toda tu atención en un punto fijo (puede ser un cuadro, el cielo, la pared o una vela), observando el objeto de tu elección (no en su totalidad sino en un punto específico y vaciando tu mente de cualquier pensamiento).

Se recomienda practicarla durante una hora o más y justo una hora antes de dormir.

Formas de meditar con base en la respiración

formas de meditarPor último, esta es una de las formas de meditar que nos viene a la mente cuando queremos relajarnos después de un día ajetreado o antes de salir de casa.

Es muy sencilla, y puede practicarse sentado, acostado o en una bañera si es de tu agrado. Debes concentrar tu atención en tu respiración, inhalar y exhalar a un ritmo específico y constante y comenzar a relajar cada parte de tu cuerpo por separado, comenzando por los pies, las pantorrillas, los muslos, los genitales, e ir subiendo poco a poco hasta relajar la totalidad de tu cuerpo.

Esta meditación suele hacerse en una habitación con baja iluminación, al compás de una voz guía (en las tiendas donde venden música pueden adquirirse grabaciones que sirven adecuadamente para este fin) y utilizando técnicas de aromaterapia (como incienso o velas con olor). Es posible encontrar audios para meditar en spotify.